miércoles, noviembre 22, 2006

Mis relatos semanales

EL RINCÓN DE SHEREZADE - Los Cuentos de las Mil y Una palabras III

"Una fantasía erótica como otra cualquiera"


"En la Penumbra"

Ocurrió una noche, ya habíamos preparado la cita con antelación…

Él esperaba en una habitación a oscuras, apenas un rayito de luz penetraba por una rendija de la persiana. La puerta de la habitación del hotel donde nos habíamos citado estaba entreabierta esperando mi llegada.

Y entré.

La brasa de su cigarrillo apenas me mostraba un gesto sereno y me servía de guía.

Apagó su cigarrillo y me pidió que me acercara, comenzó a tocar mi rostro y el perfil de mi cuerpo. Lo mismo hice yo, comencé a tantear el cuerpo del amante desconocido al que nunca iba a ver y nos besamos pausadamente hasta que empezamos a devorarnos.

Hicimos el amor, hurgamos cada pliegue de nuestro cuerpo, succionando cada instante y cada sexo. Me fui antes del amanecer sin conocer el rostro de mi amante.

Y repetimos una y otra noche sin pensar en el mañana, enganchados a esta relación en la penumbra.

… confieso haberlo querido buscar.

A veces me sorprendo en el metro, o en cualquier lugar siguiendo un aroma o el sonido de una voz…

[ ecumedesjours ]

Otra forma de contar:


*Para navegador Firefox ::: Pínchame aquí...











1 comentario:

Alicia dijo...

¡Qué delicado! Un microrrelato para retomar como un buen vino.

Personalmente, prefiero la versión en audio. Me parece más íntima y cálida.