domingo, marzo 29, 2009

Mis Relatos Semanales

TINTERO VIRTUAL CCCLXXIX

Amores Difíciles






Sad Song Blues



Vamos, no sé si hace frío en la calle
Sólo sé que yo estoy bien, caliente
“Y no necesito más”, me repito a mi misma
Sin dejar de mirar al gato, “no necesito más”

Cada uno tiene su camino, a veces se juntan
A veces nuestros caminos se rozan, otras tropiezan
Otras veces se pierden ¿para siempre?, Yeah!
Eso, nena, nadie lo sabe

...................



( El volumen del saxo, del piano y los coros, desciende poco a poco con un fade off que da entrada a la entrevista en el programa musical de Radio seis)

Esta es la canción favorita de Virginia y número uno en la lista de las mejores canciones del año pasado. A pesar de su ritmo ágil y activo, tanto la música como la letra, nos muestra una clara resignación hacia el amor perdido. Te hemos visto llorar y también sonreír cuando cantas este blues, mucho se ha escrito sobre ello. Hay quién habla de cobardía por no buscar el encuentro en esos paseos o por la huída del otro de sí mismo. Háblanos de este éxito.

El Amor no es egoísmo, es un tenaz desprendimiento capaz de ponerte en la piel del otro. Por eso es tan difícil... El placer de un amor ligero y divertido está a una distancia astronómica de la felicidad que procura un amor sincero y discreto. En esta canción queda de manifiesto el amor y el respeto, y lo que vosotros llamáis resignación no es más que el agradecimiento por haber vivido ese amor en la vida. La mayoría de los seres humanos morirán sin saber lo que es. Si tú lo hubieras vivido entenderías el arco iris que aparece en mi rostro cuando la sonrisa se mezcla con alguna furtiva lágrima de melancolía. ¿Lo entiendes?

(El volumen del saxo, del piano, los coros y la voz blanquinegra de Virginia comienza a crecer con un fade in cerrando la breve entrevista)



.............................


Te imagino paseando, comprando la prensa
Sin prisas, hacia la terraza de un bar
Eres de los que gustan sentir la tibieza del sol
La tibieza del sol en las mañanas frías de invierno

En esos paseos un rayo atraviesa en algún instante tu cerebro
Y taladra tu parte soñadora, y empuja un resorte
Y, por un momento, te olvidas de todo y te encuentras contigo
Para volver a huir de ti mismo, ¿para siempre?, Yeah!


········o0o········


ecumedesjours