viernes, noviembre 23, 2007

Felicidades, sagitario



John William Waterhouse
La Belle Dame Sans Merci


Hay varias versiones pintadas del poema de Keats, que a la vez se inspiró en leyendas para componer el poema.

They cried "La Belle Dame Sans Merci
thee hath in thrall".

[Ellos gritan: La bella dama sin misericordia
os tiene esclavizado]


El poema describe el encuentro entre un caballero sin nombre y un hada misteriosa. El caballero nos cuenta cómo encontró a una hermosa señora cuyos 'ojos eran salvajes'; la subió a lomos de su caballo y marcharon juntos a una gruta fabulosa, donde hicieron el amor.

Dicen que Keats se inspiró en Lamia, un personaje mitológico, reina de Libia a la que Zeus amó. Hera la transformó en un monstruo y mató a sus hijos (o, en otras versiones, mató a sus hijos y fue la pena lo que la transformó en monstruo). Lamia fue condenada a no poder cerrar sus ojos de tal forma que siempre estuviera obsesionada con la imagen de sus hijos muertos. Zeus le otorgó el don de poder extraerse los ojos para así descansar, y volver a ponérselos luego.

Triste era también la historia de Lamia, la belle dame sans merci, condenada a vivir sola, vagabundeando entre vegetales y animales, como castigo por su codiciada belleza. Por eso atraía a los caballeros, a los hombres, sedienta de compañía, de caricias, de besos… de amor. Lo que ellos no sabían era que Lamia no sólo los saborearía, sino que también los absorbería, bebería su esencia, consumiría sus fuerzas, y devoraría sus corazones.




La Belle Dame sans Merci, Dicksee


.

1 comentario:

Toñi dijo...

Qué preciosas pinturas. Tan sugerentes ... sobre todo la de Dicksee. La bella dama sin misericordia, qué historia tan triste y sin embargo, qué hermosa.