sábado, septiembre 19, 2009

La influenza de cada año



Ciertamente no se trata de un fractal. Esta figura es una muestra ampliada del parásito más famoso en la actualidad, la novedad, las ansias por la noticia, el negocio de las enfermedades, las vacunas, los laboratorios, etc..... Es chiquitín y muy potente, su nombre es H5N1

Desde el desconocimiento es tan arriesgado aventurarse a no tomar en cuenta la alarma social que se ha generado como a seguirla. Lo que si me atrevo a decir es que todo esto apesta.

Mi tía Encarna siempre me decía que los piojos eran llevados a los colegios por los laboratorios fabricantes de lociones. Hay quién piensa que la vida supera a la ficción, hay quién ve posible que todos estos nuevos virus, esos parásitos tecnológicos como el VIH o el H5N1 o muchos otros, o incluso más que podrían estar ya almacenados en algún contenedor especial y megacarísimo en algún edificio a la espera de ser expuesto a la humanidad, sean producto de las arduas investigaciones de aquellos que tanto luchan por producir antídotos contra las enfermedades. Hay quién se atreve a decir, incluso, que el cáncer ya podría curarse pero... qué sería entonces de los grandes productores de quimioterapias y tratamientos...

La salud es uno de los negocios que más dinero mueve en el mundo. En nuestro país hemos pasado de tener a los mejores profesionales y medios asequibles a todos y cada uno de nosotros a comenzar a ser un privilegio privado que muy pocos se pueden costear, ya no hablo de medios ni profesionales, sino de los tiempos de espera; espera de toma de muestras, espera de obtención de resultados, espera de petición al especialista, espera de citación, de visita, de más pruebas, de diagnósticos, etc... La sanidad privada está igualada, incluso mejora, a la pública optimizando estos tiempos para obtener rápida y eficazmente un diagnóstico y su remedio, si lo hubiera.




¿Has visto “El Jardinero Fiel”? (te dejo aquí y más abajo, el enlace por si quieres verla), quiero un Hombre como Justin (mi dulac...)


Te animo a verla. Basada en una novela de John Le Carré, por favor, aunque sólo sea el encuentro en los primeros cinco minutos y... sigue viéndola. Una dura crítica que muy bien puede ser cierta y más, mucho más: *Ver "El Jardinero Fiel"




Dos maletines cargados, uno de ideales y pasión y otro de seguridad, franqueza, respeto, diplomacia. Una bonita combinación, una balanza en constante movimiento tendiendo hacia el equilibrio vital del amor fiel y leal, la admiración y la confianza en el otro, el futuro. Una excelente trama que da mucho en qué pensar.....

A veces... a veces pienso que cuando damos una limosna a uno de estos niños hambrientos, cuando les hacemos llegar un vaso de leche o de arroz.... a veces... a veces no puedo evitar pensar en la crueldad de sus dirigentes y no me resulta difícil imaginarlos criando a su pueblo como si de un ganado se tratara. Nuestras limosnas alargan la agonía de una muerte raquítica y asegurada permitiendo a ese pastor malnacido, a ese Presidente tirano mantener a su gente con un hilo de vida mientras explota su único producto nacional: la miseria, el hambre, la muerte, el horror.




Me duele la espalda y siento debilidad en las piernas, tengo unas décimas de fiebre, deliro y me duele la cabeza. Toso y moqueo, me rasca la garganta...

¿Qué me pasa Doc?