jueves, agosto 28, 2008

mi playa


Hay un lugar...

... donde sentirse salvaje y libre, sin impuestos ni hipotecas, sin disfraces, sin camisas planchadas, ni siquiera el bañador.

Corinto, mi playa



Ven, desnúdate, lánzate al agua y haremos el amor, sonarán cánticos celtas, chasquidos de agua y espuma, olas. Mis piernas se enroscaran a tu cintura y dejaré que mi espalda flote hacia atrás mientras entras en mi junto al agua del mar que envuelve tu sexo. Y sólo tú y yo sabremos de esta mágica fusión ancestral ocultos bajo la complicidad del mar....

Cánticos celtas, olas y espuma, flotación... y todo ese vaivén en mi interior rodeada del cielo en las alturas y el mar en mi piel y en mi interior, todos en uno, tú y yo, el mar y el cielo. Mágica conjunción que lleva al alma a crecerse y asomar, a rozarse con el otro y envolver ese vaivén...

flotar....

flota...

5 comentarios:

Bartleby dijo...

Hay una playa al norte que se llama La Lanzada, donde se lanzan las flechas afrodisiacas de cupido y los rituales de las nueve olas invitan a las mujeres más sensuales a empaparse en la espuma de los días...
Mis pensamientos te saludan...

una mujer dijo...

Hola Bartleby, el escribiente, he buscado esa playa, La Lanzada... y... es preciosa, pero temo que sus aguas sean muy frías y que no nos permitan ser salvajes...

Un saludo

Anónimo dijo...

Mis pensamientos estan contigo, tus pasos y tu sombra hacen de esta playa el ultimo reducto, la ultima fortaleza, donde la libertad es total solo traicionada por el tiempo y las obligaciones de una sociedad moderna.

Volvamos a ser salvajes y prescindamos de todo menos de nosotros.........

Bartleby dijo...

Cierto que son aguas frías, pero también salvajes y procelosas, de ésas que erizan la piel y las areolas rosas. Parajes donde los cánticos celtas se convierten en aullidos de lobo con sabor a queimada, para envolverse en correajes de algas y baños ricos en yodo.
O ¿acaso prefieres las aguas templadas de Torremolinos o de la Malvarrosa?
Sinceramente, ¿en cuál te sentirías más libre y más felina del todo?
Mis pensamientos te saludan...

una mujer dijo...

Prefiero "mi" playa, la de Corinto, cálida y salvaje.

La de la imagen, con piedras y arena.