jueves, julio 24, 2008

Mis Relatos Semanales



TINTERO VIRTUAL CCCLV
"No te mojes la barriga"

Tuvo que ser ritman el artífice de este título... :)

Dr. Genérico

Julia está en la semana veinte de su embarazo y acude a su centro de Especialidades Pontones en Madrid. Le acompaña su madre, la futura abuela, para facilitarle a su hija los trámites administrativos y emocionarse ante la ecografía una vez más. Julia espera a la madre que va con los papeles de un lado a otro de forma inusual. La madre se sienta al lado de la hija con el rostro desencajado ya que todavía no ha asimilado la pregunta que le han hecho y que le oculta a su hija, esa pregunta que va martilleando su cerebro y su dignidad. La madre no sabe cómo decirle a su hija que su ginecólogo ya no existe, que no va a tener uno asignado y que cada vez va a ser asistida por uno diferente de la Fundación privada Jiménez Díaz, aquella que consintió tener entre sus médicos residentes a una esquizofrénica que saldó su brote psicótico con dos muertos y seis heridos, y lo peor: han perdido su Historia Clínica.

A las 12:30 entran en la consulta, Julia se inquieta al ver rostros desconocidos pero se tranquiliza a sí misma pensando que su ginecólogo está de vacaciones como ella. Se tumba en la camilla a la espera de que las ondas sonoras reboten su eco en el interior de su vientre trayendo las imágenes del bebé a la pantalla. Esta vez el transductor o sonda no resbala por el vientre sino que va a trompicones por la piel, nadie ha mojado la barriga de Julia para que la sonda pueda resbalar. El gel conductor no se ha agotado, está en su bote dispensador al lado del ecógrafo, nadie lo ha usado ni sobre su vientre ni sobre la sonda. ¿Se trata de una medida de ahorro económico porque la madre de Julia respondió a la pregunta...

- ¿la paciente es pública o privada?
- Pública... (¿?)

A las 12:40 ya han salido de la consulta, Julia se echa a llorar y la madre se dirige al departamento de Atención al Usuario donde se encuentra con una cola interminable.

[ecumedesjours indignada]

1 comentario:

Viviana dijo...

Sabía que estas cosas pasaban en otros países pero no imaginé que también aplicaban el "¿Público o Privado?" con una embarazada. Será porque desde cualquier estrato social, raza, credo o bandera, merece miramientos especiales. Traer un Hijo al mundo no es cosa vana.
Tu blog me parece excelente. Continñuo recorriendo sus vidrieras y espero que el post de hoy no sea una despedida, sería como llegar justo cuando cierran la puerta de la mejor tienda...¡y yo afuera!
Un saludo afectuoso desde Argentina,
(Para la primera visita, siempre tengo bombones, te espero)