martes, noviembre 13, 2007

uno de los sonidos más bellos...



Allí estuve yo, Barcelona, 1984....

Tenía menos de veinte años y ya creía conocer el mundo, afortunadamente sigo sin conocerlo y así puedo seguir aprendiendo y sorprendiéndome.

Unas horas antes del concierto pasamos por delante de la puerta donde la gente ya empezaba a apelotonarse y sonaban arpegios sueltos, campanillas y todos esos "ruiditos" y percusiones ajustados al milímetro y que parecen sonar sin orden ni concierto, pero los dos sabemos que no fue así, todo estaba listo para encajar en el puzzle musical de Zappa. Cuando salió al escenario alguién del público le lanzó una "barretina" y Frank se la puso, le quedaba estupenda.

Dios mio... yo estaba bajo sus pies, no puedo olvidar ese concierto, fue impactante, nunca un directo sonó mejor, claro que... con los mejores músicos no era tan dificil.

Mil gracias Zappa, sigo vibrando con tus composiciones, especialmente con Watermellon in Easter Hay... fabuloso solo de guitarra...

Love