viernes, junio 13, 2008

Domingo en la Feria ( esta vez en la del Libro)



Llegué con prisas, llegaba tarde o, mejor dicho, yo creía que llegaba tarde, a las 14:30 cerraban la Feria para comer, descansar y poder pasear también por el Parque, pero eran las 13:30 cuando yo salía de casa y comenzaba a llover, así que asalté al primer taxi que encontré. Llego tarde, le dije. Pero nada de eso ocurrió. Cuando llegué a la caseta sólo encontré una rubia firmando libros que me sonaba quizá por haberla visto en algún zapping por la tele.

Pregunté por él, por el escritor, por Javier Pérez, por Incuus para los tinterianos, entre otros alias, y me dijeron que tenía que volver, así que esperé.
Y, de forma inesperada me encontré con más tinterianos. Primero con txambelin y después apareció Blanka que me abrazó mientras decía, eufórica, ¡hombre, ecume!, ¡mi enemiga!... caray... Yo no me siento enemiga de nadie, no sé si tomarlo como un halago, como una broma o como una amenaza...

Incuus llegó.





Así que... ¡más para leer!





: )

1 comentario:

Javier dijo...

esto os puede dar la esperanza de que hoy en dia publica cualquiera