martes, julio 22, 2008

Soledad


El día que te enfrentas a una mudanza y te quedas a solas con tu equipaje y con tus cosas es cuando comprendes que estás sola. Los demás, desde lejos, te desearán buen viaje sin que una sola gota de sudor, ni una lágrima, resbale por su piel.

6 comentarios:

Madrid ciudad sin alma dijo...

Otra vez te mudas? Aunque irse de una ciudad a otra en verdad no es mudarse, simplemente es cambiar de llaves. Mudarse es hacer lo que hizo el famoso protagonista de Hacia rutas salvajes, que aunque hay una película, primero fue el libro que está basado en la verdadera historia de este chico. Mudarse es dejarlo todo e irte a Alaska, encontrar un autobús, meterte dentro, hacerte una foto con una sonrisa y demostrar al mundo que alcanzar la felicidad puede ser simplemente quedarte a solas contigo mismo.

http://aberrius.files.wordpress.com/2008/05/chris_mccandless.jpg

MORGANN dijo...

No se si la felicidad es quedarte a solas contigo misma... es algo que he oido en varias ocasiones y aún no tengo claro... pero supongo que una mudanza bien hecha puede ayudar a aclarar dudas :)

NoSurrender dijo...

Pero el viaje nos lleva hasta el otro Yo que nos espera junto al mar. Es un bonito reencuentro ¿no?

Besos.

Anónimo dijo...

Mudarse es cambiar de piel , de aliento...transformarse en ese alguien que soñamos ser y no fuimos.
Mudarse es seguir siendo el mismo en otro lugar , o quizá ser otro en el mismo lugar...no lo sé.
Me mudé ya tantas veces que no se cuando perdí mi alma , ni mis sueños.. a veces incluso me encuentro con ellos cuando menos lo espero, por eso me mudo sin marcharme y regreso sin haberme ido... entre tanta ida y vuelta vuelvo a empezar,, y siempre ...al empezar ... miro... y no te encuentro visage... y vuelta a mirar...

duerme.

cowboy

una mujer dijo...

ahá...

Tenéis razón, mudarse es hasta cambiarse de ropa. Me encanta escuchar a mi madre con mi padre: "toma, tienes una muda limpia"

Con ese aroma de limpieza materna...

En este caso es una mudanza de, al menos, todo un verano, aún evitando las adquisiciones materiales... vaya tela, cuantos trastos...

monsieur lagarto, todavía no he vivido ese reencuentro... y sabes que lo deseo... un beso

Anónimo dijo...

lo que yo queria, gracias