lunes, marzo 01, 2010

Tareas pendientes





En breve, como en un cuadro de Seurat, el Valle del Jerte se mostrará salpicado del color de la nieve.



Ayer parecía ya primavera en Valencia y regresando a Madrid, intentando dejar de pensar en todo el tiempo que llevo metida en Hospitales a la mínima oportunidad, logré conseguirlo durante un buen rato admirando los almendros en flor y pensando en que a punto de estallar deben estar los cerezos. Más de un millón de árboles reventarán sus flores durante los próximos días en el Valle del Jerte. Una de las cosas que tengo pendientes es recorrer los pasos del Emperador Carlos V hacia el Monasterio de Yuste, (llevado unas veces en silla de manos y otras a cuestas por lugareños ) donde pasó los últimos años de su vida.




2 comentarios:

Toñi タンポポ dijo...

Esta semana santa estaré por allí ... ¿crees que dará tiempo a ver los cerezos?

Me ha gustado mucho tu foto de los almendros en flor. Verlos es una compensación de tener que soportar este laaaaaaaaaaaargo invierno.

Un beso.

una mujer dijo...

Toñi, la floración de los cerezos en su plenitud suele ser a finales de marzo, cuando comienza la primavera, como este año la Semana Santa tiene lugar los primeros días de abril... Yo creo que si, que tendrás el privilegio de ver el valle salpicado de blanco.

Un beso